Búsqueda por Palabra Clave

Dirección:
De la Sucursal del Banco BCT 200 mts Norte y 75 mts oeste, Rohrmoser.

Teléfono:
(+506)2220-3205

Editorial: Salud mental en tiempos de Covid-19

Jueves 23, Abril 2020

por M.Sc Julieta Segura, psicóloga

Miembro Junta Directiva ACIB-FUNIN

 

De repente nuestra rutina habitual, nuestra cotidianeidad se vio interrumpida, trastocada, cambiada.  Fue un cambio tan imprevisto, que aún con perplejidad no lográbamos entender que lo que leíamos en los periódicos y veíamos en las noticias era con nosotros. 

 

Cuando ya los mecanismos mentales que usamos las personas para defendernos de lo que no queremos ver, dejaron de funcionar, el principio de realidad se hizo presente.  La pandemia del Covid-19 estaba aquí.  Las autoridades sanitarias se organizaron e hicieron llamados para la ciudadanía siguiera una serie de instrucciones claras y precisas con el fin de preservar la salud física de la población.

 

Ante una situación de amenaza, nuestra psique responde a manera de huida o de ataque, nuestros niveles de ansiedad suben. Nuestra mente reacciona de diferentes maneras ante lo incierto, la más común es el miedo. Claro ejemplo de esto es recordar las reacciones a lo largo y ancho del planeta de personas comprando víveres en forma desaforada, sin ningún sentido de racionalidad ni de solidaridad con sus congéneres.

 

Es totalmente natural no sentirnos bien, es comprensible que a veces estemos tristes, estresados, preocupados, confundidos, ansiosos o enojados durante esta crisis.

 

Cada persona reacciona diferente a los eventos difíciles y algunos pueden considerar que esto les es más desafiante que a otros.  La forma en que la gente, piensa, siente y se comporta cambia a través del tiempo y todos tenemos días buenos y días malos.

 

Ante la incertidumbre del mañana, el concepto de RESILIENCIA cobra un sentido y una actualidad como nunca antes.  La resiliencia de acuerdo a la RAE es ¨la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos¨.

 

De esta forma como reaccionemos ante esta circunstancia, en donde el futuro de nuestra realidad tal y como la conocemos ya no es tan predecible, determinará nuestra habilidad de resiliencia. La confianza para afrontar un desafío, se encuentra en las habilidades de aprendizaje y flexibilidad que poseamos o desarrollemos.

 

Sin duda una forma productiva y positiva de vivir esta experiencia, es desarrollando resiliencia.  Aprovechando esta pausa impuesta para reflexionar sobre lo que somos, lo que nos define, lo que aspiramos ser, el valor de nuestras relaciones con las personas que amamos y convivimos. Meditar sobre donde esta nuestro corazón, nuestra energía. 

 

Este tiempo debe servir para devolvernos el valor de lo simple, de la importancia de fomentar relaciones sanas y donde la comunicación con los otros sea consciente de transmitir mensajes que construyan, que seamos vía de cambio positivo para los otros.  Este es un momento en donde lo natural sea apoyarnos en los otros cuando ya no podemos más.

 

Que esta pausa nos permita salir fortalecidos y con mayor claridad de lo que realmente vale y es importante en la vida.  No son las cosas materiales, es el afecto, la empatía, el gesto cariñoso, la palabra amable lo que permanece en nuestras memorias.  Esto es lo que hace que podamos salir al mundo fortalecidos, a enfrentar los retos que tenemos cada uno de nosotros, en las diferentes esferas y dimensiones que nos movemos.

 

Es muy importante no perder el sentimiento de esperanza que proviene de la ilusión, ya que nos ayuda a sobrellevar con mejor actitud la adversidad.  Confiemos con optimismo en que siempre vendrán cosas mejores y habrá un mejor mañana para la humanidad.  Esperemos que todo esto tan atípico nos permita crea una nueva normalidad, mejorada en términos de solidaridad, mejor uso de los recursos naturales y una inclusión que borre las divisiones absurdas que hemos creado con sectores importantes de la sociedad global. Todos somos hermanos y habitamos el mismo planeta.

 

Hábitos de higiene mental que nos ayudan a sobrellevar esta situación tan particular que estamos enfrentando:

 

1. Mantener las rutinas, baño, horarios de comida, hábitos de sueño.

2. Evitar escuchar noticias todo el día.  Informarnos a través de los medios oficiales, escuchando a las autoridades y expertos que están manejando la crisis sanitaria. Escoger los programas de opinión que vemos.  Preferir aquellos de expertos que lo que buscan en educarnos en los temas relacionados al Covid-19.

3. Al estar todos o casi todos los miembros en la casa, es importante darse un espacio personal, para descansar de la interacción constante. 

4. Mantener una rutina de ejercicios si ya se tenía, o empezar una, es una excelente manera de cuidarnos. El ejercicio estimula la secreción endorfinas, las cuales estimulan las áreas cerebrales que producen placer al organismo.

5. La meditación y la oración son prácticas que nos pueden brindar paz, de acuerdo a las creencias de cada uno.

 

 

www.funin.org